¿La kombucha se pone mala?

¿Cómo saber si mi kombucha aún está buena?

Por Equipo Víver el

¿Has escondido un resto de tu Víver Kombucha en el frigorífico y te preguntas si aún está buena?

Quizás te preguntes si ha estado ahí más tiempo del que debería, o la has abierto y parece que no está bien. ¡No te preocupes! Te vamos a decir si está bien o si debes tirarla.

¿QUÉ ES ESO QUE FLOTA EN MI KOMBUCHA?

Una de las primeras cosas que notamos es que “hay cosas flotando” en la botella. Pues bien, esta “cosa” se llama SCOBY, y se trata de un cultivo simbiótico de bacterias y levadura. El SCOBY no es un indicativo de que la kombucha esté mala o pasada, ¡al contrario! Es indicativo de que la kombucha está bien, llena de bacterias vivas y beneficiosas.

Si tu kombucha no tiene SCOBY y es muy clara, ¡ojo! Es bastante probable que esté pasteurizada y filtrada.

Algunos fabricantes pasteurizan su kombucha para conseguir un producto más estable, pero, al hacerlo, matan esas bacterias beneficiosas que son resultado de la fermentación. En muchos casos, la kombucha pasteurizada es complementada con probióticos, pero eso no son los probióticos naturales del proceso de fermentación.

En Víver Kombucha, no pasteurizamos ni filtramos, por lo que nuestra kombucha se obtiene por métodos tradicionales, preservando siempre los beneficios del producto.

¿POR QUÉ MI KOMBUCHA HUELE A VINAGRE?

Ya de manera natural, la kombucha tiene un ligero sabor a vinagre, que es también resultado del proceso de fermentación. Esa acidez sólo significa que la kombucha está lista para consumir. Cuanto más intensos son el olor y sabor a vinagre, más fermentada estará la kombucha. ¿Cómo se acelera este proceso? Si nuestra kombucha no está refrigerada.

Si tu kombucha ha permanecido en la nevera y todavía tiene un fuerte olor y/o sabor a vinagre, todavía puedes beberla ya que es completamente segura de consumir. Sin embargo, a mucha gente no le gusta el fuerte sabor a vinagre. Pero, no todo es malo, ¡aún puedes usarla como aderezo para ensaladas o cualquier marinado y conservar las propiedades de la kombucha!

Por tanto, nuestra kombucha sigue siendo apta para el consumo cuando huele o sabe a vinagre, simplemente la fermentación ha consumido todo el azúcar y su sabor no es muy agradable.

¿QUÉ RECOMENDAMOS PARA TU VÍVER KOMBUCHA?

Si tu Víver no sabe bien, puede que no esté bien. La kombucha fresca y viva debe ser ligeramente efervescente, un poco ácida y leves toques dulces. Debe ser refrescante y deliciosa, no desagradable en sabor u olor. Si se cumplen estos requisitos pero aún no te sabe bien, es posible que de ese pequeño porcentaje de la población a la que no le gusta la kombucha o simplemente te ha tocado un mal lote.

La mejor manera de asegurar que cada sorbo de tu Víver Kombucha sea tan maravilloso como el primero es mantener tu kombucha refrigerada en todo momento. Debido a que la bacteria natural está viva, necesita permanecer en un ambiente estable con temperatura y niveles de ácido casi constantes. Mientras que la kombucha no refrigerada nunca se estropeará, continuará fermentando y se volverá más avinagrada, más ácida y su contenido de alcohol podría llegar a aumentar ligeramente.

¿Quieres saber entonces cuánto alcohol queda en tu kombucha?

Por tanto, mete tu Víver en la nevera, tendrá una larga vida útil, meses, de hecho. Sin embargo… ¿podrás resistirte a no consumirla al instante?

Comparte nuestro post con tus amigos: