Beneficios y contradicciones de la kombucha

Kombucha Beneficios y Contradicciones

Por Equipo Víver el

La kombucha es una bebida probiótica que aparece tras un proceso de fermentación; su protagonista es el scoby, un conjunto de bacterias y levaduras, que otorga un sabor muy especial a la bebida.

Y no solo esto, sino que también hace de la kombucha un perfecto aliado a nivel nutricional. Vamos a ver, pues, cómo repercute esta bebida en nuestro organismo y, en determinados casos, algunos consejos para tomarla sin problema.

Son muchos los estudios (1) que demuestran que la kombucha es saludable y tiene algunas características que la hacen mucho más interesantes que otras bebidas. Estos son algunos de los beneficios probados(2) de la kombucha:

Beneficios probados de la kombucha

Funciones metabólicas. La kombucha contiene una gran cantidad de vitaminas del grupo B, lo que hace que sea el perfecto aliado para nuestro metabolismo. Hablamos de una bebida estimulante, ya que contiene té, lo que nos ayuda a metabolizar los carbohidratos. Todo ello hace que la kombucha sea ideal para dietas para pérdida de grasa.

Eliminación de toxinas. Los organismos vivos que vemos en la kombucha, cuando es auténtica, son perfectos para contribuir a la eliminación de toxinas y desechos de nuestro cuerpo. El proceso de excreción se ve favorecido por la presencia de ácido glucurónico que contiene la kombucha, con lo que estamos ayudando a nuestros riñones y al hígado a realizar sus funciones vitales.

Prevención de patógenos. La ingesta de kombucha sirve para prevenir la aparición de bacterias patógenas(3) del aparato digestivo, por lo que podemos decir que tiene cualidades antimicrobianas. Esto se debe a que el nivel de pH es muy reducido por los distintos ácidos que se generan durante la fermentación. Incluso es una bebida recomendable para combatir infecciones causadas por algunos tipos de hongos, incluyendo, por ejemplo, las de tipo vaginal.

Acción antioxidante. La kombucha es rica en polifenoles, es decir, nos va a ayudar a prevenir ciertas enfermedades(4), especialmente aquellas que están asociadas al envejecimiento de las células de nuestro organismo. En este sentido cabe destacar sus propiedades en la prevención del cáncer, ya que ayuda a inhibir las mutaciones genéticas que generan células cancerosas. 

Alivio de la artrosis. La glucosamina que contiene la kombucha es la que contribuye a aliviar síntomas derivados de la artrosis, como el dolor articular. Nos ayudará a sentir las articulaciones con una mayor flexibilidad, frenando el proceso degenerativo asociado a la artrosis.

En términos generales, los beneficios para nuestro organismo, cuando empecemos a tomar kombucha, irán asociados a nuestros sistemas digestivo, metabólico e inmune. La contribución de los distintos ácidos y vitaminas de esta bebida a nuestro cuerpo hará que seamos más fuertes contra determinadas enfermedades y contra el proceso de envejecimiento celular. 

Contradicciones de la kombucha

Hay que sopesar algunas posibles contraindicaciones que pueden surgir en casos puntuales. Los riesgos para la salud respecto al consumo de kombucha son mínimos, especialmente si los comparamos con otras bebidas del mercado que, además, consumimos frecuentemente. No obstante vamos a ver en qué casos debemos tener claras algunas pautas para tomar kombucha:

Estimulante. La kombucha contiene una cierta cantidad de teína, un estimulante similar a la cafeína, por lo que es preferible que no la tomes antes de dormir, a no ser que ya estés acostumbrado a ingerir otras bebidas estimulantes, como el café.

Diabetes. Las personas que padezcan diabetes pueden consumir kombucha y beneficiarse de sus propiedades pero deben consumirla con un cierto control. La kombucha se fermenta gracias al azúcar del que se alimenta el scoby. Aunque ese azúcar se transforma, puede encontrarse residualmente en la kombucha, por eso los diabéticos pueden tomarla, pero teniendo en cuenta que ingerirán una pequeña cantidad de azúcar. 

Embarazo y lactancia. En esta fase(5), el bebé necesita tomar alimentos que su cuerpo pueda asimilar y metabolizar sin problema. Aunque no pasa nada si se consume kombucha durante el embarazo, hay que hacerlo con un cierto control y, en el periodo de lactancia, continuar con las precauciones lógicas en cuanto a alimentación, en general.

Infancia. Para digerir y metabolizar correctamente la kombucha, el cuerpo necesita estar suficientemente desarrollado. Se debe, principalmente, al etanol(6) residual que resulta tras el proceso de fermentación. Desde la adolescencia, nuestro organismo estará totalmente preparado para tomar kombucha y aprovechar todos sus beneficios.

Kombucha casera. Si has preparado tu propia kombucha debes tener en cuenta que el proceso no estará tan controlado. Así, las personas que tienen el sistema inmune deprimido deben tener cuidado si van a beber una kombucha casera que no ha pasado por todos los controles a los que se somete la kombucha que se prepara para venta al público.

Hábito y frecuencia. Como prácticamente con cualquier alimento, lo ideal es empezar a tomarlo poco a poco para ver cómo lo digiere nuestro organismo. Así, la kombucha debemos empezar probándola para ver cómo nos sienta y así gradualmente empezar a tomarla con frecuencia para beneficiarte de todas sus propiedades.

Nuestra kombucha, además de las características que aquí hemos explicado, tienes que tener en cuenta que contiene otros alimentos funcionales como el jengibre o la cúrcuma, por lo que a los beneficios que aquí has leído debes sumarle todo lo que aportan estos alimentos. Otorgan distintos sabores y matices a la kombucha, pero lo mejor es que también potencian sus cualidades nutricionales.

Enlaces utilizados:

  1. https://www.researchgate.net/publication/227802174_Mineral_and_water_soluble_vitamin_content_in_the_Kombucha_drink
  2. https://www.researchgate.net/publication/309632876_Kombucha_Technology_Microbiology_Production_Composition_and_Therapeutic_Value
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5611694/
  4. https://www.researchgate.net/publication/248425525_Tea_Kombucha_and_health_A_review
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26319129
  6. https://ecommons-new.library.cornell.edu/bitstream/handle/1813/57374/Thai_Sandy.pdf?sequence=2&isAllowed=y


Comparte nuestro post con tus amigos: