*****

¿Debo conservar mi kombucha en el frigorífico?

Por Equipo Víver el

Esta es una de las preguntas que más recibimos en Víver Kombucha. La respuesta corta es: sí, la kombucha es un alimento vivo y debe mantenerse almacenada en frío para conservar todas sus propiedades.

¿Por qué se dice que la kombucha es un alimento vivo?

Como ya os contamos en el artículo qué es la kombucha, la kombucha es una bebida rica en probióticos que contiene millones de microorganismos muy buenos para tu cuerpo, similares a los que podemos encontrar en otros productos a los que estamos ya acostumbrados, como yogur o kéfir.

En Víver Kombucha no realizamos procesos de pasteurización para asegurarnos de que todos estos componentes llegan a la botella conservando todas sus propiedades beneficiosas para tu organismo. Es por eso que, al igual que no dejarías tus yogures fuera de la nevera, es necesario conservar la kombucha en frío para ralentizar el proceso de fermentación.

¿Qué pasa si no conservo mis kombuchas en frío?

Cuando tu kombucha, que es un alimento vivo, se deja a temperatura ambiente el proceso de fermentación se acelera. Estos microorganismos y beneficiosas bacterias que la componen, son muy sensibles a la temperatura, lo que hace que a temperatura ambiente, entre 18 y 25ºC la kombucha reaccione variando su sabor y propiedades. 

Cuando tu kombucha pasa un tiempo sin refrigerar, la bebida adquiere un sabor ácido y amargo parecido al del vinagre, además, se llena de gas, haciendo que en los casos más extremos la botella pueda estallar al abrir. Esta acidez puede causar la transformación de las propiedades de algunos de los microorganismos beneficiosos para el organismo, y el resultado de todo es una kombucha menos sabrosa y con menos propiedades. 

En otras palabras: beber kombucha que no ha estado refrigerada (dentro de la fecha de caducidad) es posible, si bien lo desaconsejamos porque no tendrá un sabor agradable al paladar. 

En otras palabras, cuando recibas tu kombucha o la compres en el mercado, guárdala rápidamente, como si de un lácteo o pescado se tratase, así podrás disfrutar de ella con todo su sabor y propiedades. 

¿Cómo conservo mis kombuchas si me las llevo de paseo?

Porque una Víver está buena a cualquier hora y en cualquier lugar, sabemos que a muchos de vosotros os gusta llevar las vuestras a la playa, al parque, de paseo, al gimnasio… ¡No te preocupes! No hay ningún problema en no conservar la kombucha fuera del frío si se va a consumir en poco tiempo. Lo ideal es que la kombucha siga fresquita para poder disfrutarla al máximo, además como envasamos en vídrio y con tapón fácil de cerrar, podrás disfrutarla en cualquier momento.

¿Cuánto tiempo duran mis kombuchas en el frigorífico?

La fecha de caducidad de tus Víver Kombucha es de un período de tiempo largo (puedes verlo indicado en la botella), aunque sabemos que almacenarlas durante más de unos días en la nevera se vuelve complicado… ¡Está tan rica que cuesta no beberla cada vez que es posible!


¿A qué esperas? Ve y haz un hueco en el frigorífico y pide tus Víver kombucha para recibirlas cuanto antes.

Comparte nuestro post con tus amigos: